¿Me ves?



Mírame
Mírame a los ojos
¿Qué ves?
Soy una niña ¿verdad?
Mis ojos todavía desprenden
Algo de la dulcura,
De la ternura
Que un día habito en mí
Pero un día
Un horrible día
Mi madre decidió
Que ya no fuese su sirenita
Su dulce compañía
Que el dinero le era más útil
Que la hambruna
Y me vendió
Por unas monedas
Vendió mi cuerpo a un impostor
A un ladrón de almas…
De infancias…
De sueños perdidos,
Y vidas desperdiciadas
Y ahora lo que ves
Lo que ves…
 Ya no soy yo
Ahora vivo en la calle
Y el que se acerca a mí
Ese no es mi papa
Es otro ladrón
Dañino y malvado
Que viene a hacerme daño
Que no siente mi llanto
Al que no le duelen mis lágrimas
Y tapa mis labios para no escuchar
Los gritos de dolor que me provoca
El que deposita en mi cara
La saliva que de su boca se derrama
Y deja tirada en la cama
Cual muñeca rota
Esa soy yo…
La que no sabe que hizo mal
La que llora en silencio
Porque ya no tiene a su mama
Y la que sabe que la vida
No le dará nada más.
Dime…
¿Eres papa? , ¿Eres mama?
¡Ayúdame a salir de aquí!
Pues yo así no quiero vivir
¡Tan difícil es que alguien me escuche!
Estoy en la calle ¡Todos los que pasean me ven!
¿Por qué nadie me ayuda?
Porque nadie me quiere ver…
Sé que si miras dentro de tu corazón
Algo podrás hacer
Te lo pide una niña
Que ya no tiene nada que perder.

6 comentarios:

Tony Buendia dijo...

El mundo no deja nunca de sorprendernos, no os preguntáis porque,yo si; yo me lo pregunto a diario.

Porque alguien que dice ser madre abandona a sus hijos.

Porque alguien que dice ser hombre abusa de su poder y lo utiliza para desmenuzar la vida de otros.

Porque los que mucho tienen, no ayudan nunca al que nada posee.

Porque ese dios misericordioso, permite todo esto.

Alguien me contó en una ocasión una historia sobre el poder, me dijo:

Para el poderoso, la gente es como para ti las hormigas, que no es que quieras hacerles daño, pero te son indiferentes, y si un hormiguero se pone en tu camino y te estorba, simplemente lo pisoteas.

Yo se que poco puedo hacer, pues solo soy una misera gotita en un mar de tempestad, pero si se que al menos me queda la esperanza de que hay gente buena, y que te sorprende también por sus actos valientes y amables, espero ser una de esas personas el resto de mi vida, aunque solo sea cuidando de lo cercano y cotidiano.

Precioso escrito Eli, un abrazo fraternal de la persona que mas te quiere.

Eli Gimenez dijo...

El mar esta compuesto por infinitas gotitas de agua que un día tomaron la decisión de unirse para así poder ser poderosas, cosa que consiguieron por supuesto, se que una pequeña persona de aquí...otra de allí...la unión de todas ellas hace suficiente fuerza para luchar contra esto.
Un beso muy grande.Eli

DIAVOLO dijo...

Has tocado mi fibra más sensible, con un texto tan profundo y doloroso que se cuela en las entrañas... y la imagen de esos ojitos de niña triste... ¡Dios, qué duro!

Un beso.

luciernagadeluz dijo...

Que injusta es esta vida que siempre daña a los mas inocentes, a los que menos medios tienen para defenderse. Y que triste que sea tu propia madre la que a vendido tu vida. Siempre espero que se haga justicia ante tanto dolor que hay en el mundo. Un beso

Eli Gimenez dijo...

Realmente es duro Diavolo pero es mucho mas duro lo que estas niñas pasan a diario.
Un saludo, Eli

Dayann dijo...

ELI..
A VECES, ME PREGUNTO K PASA CON TODOS NOSOTROS, ES LA VIDA LA K NOS HACE TAN INSENSIBLES AL DOLOR AJENO?? O ES AKASO K TODOS ESTAMOS TAN ENVUELTOS EN NUESTROS PROBLEMAS K OLVIDAMOS K AFUERA HAY UN MUNDO, EL CUAL NECESITA K ADEMAS DE PREOKUPARNOS NOS OCUPEMOS DE EL..

UN POST, LLENO DE SINCERIDAD..

SALUDOS DAYANN