Empujemos la rueda


A veces, ocurre, que las personas necesitan un empujón, unas veces porque se sienten desdichadas, y en otros casos simplemente porque les cuesta arrancar; el caso es que un empujoncito es en muchos casos el remedio para que todo empiece a rodar, y una vez que empezamos, generalmente encontramos la manera de seguir rodando.

Aun así, nuestra rueda no puede seguir rodando si no la seguimos empujando, máxime teniendo en cuenta que nos encontraremos infinidad de baches, baches que dificultaran el buen funcionamiento y fluidez de nuestro caminar; incluso en ocasiones esos baches puede que se conviertan en cuestas, cuestas que nos costara mucho subir, y en las que posiblemente necesitemos ayuda, pues nuestras fuerzas no serán suficientes para superar dicho obstáculo.

Por muchas cuestas, por muchos baches, si nos proponemos seguir, seguro que seguiremos, y seguro que al final si nuestro corazón quiere nuestro cuerpo no se podrá negar a avanzar.

La rueda es pesada, pero si unimos nuestras dos ruedas, veras que es mucho más fácil seguir el camino, pues el peso se repartirá y nos parecerá todo mucho mas liviano; veras que fácil es hacer rodar el mundo.

4 comentarios:

Eli Gimenez dijo...

A tu lado siempre es todo mas fácil mi rueda unida a la tuya conseguirá todo lo que se proponga, te quiero mi vida.

luciernagadeluz dijo...

EStoy totalmente de acuerdo. Si nos atascamos no avanzamos. Hay que empujar y dejar los baches atras. Un beso

Dayann dijo...

K PADRE ANALOGIA, HAZ ESCRITO..

Y EFECTIVAMENTE.. EN LA VIDA, TODAS LAS PERSONAS NECESITAMOS PEKEÑOS EMPUJONCITOS PARA REKORDARNOS NUESTRO OBJETIVO, NUESTRA META.. Y POR SUPUESTO REKORDARNOS EL KAMINO K DEBEMOS SEGUIR..

Y K MEJOR, K ESE EMPUJONCITO TE LO OTORGUE LA PERSONA A LA K AMAS..
UN ABRAZO PARA LOS DOS!
KON KARIÑO DAYANN

Tony Buendia dijo...

Nada mas fuerte que la energía del calor de una mirada.